PATORUZÚ EN EL CINE
Admirador de Walt Disney, Dante Quinterno se lanzó a la aventura de animar a Patoruzú a principios de los años 40. El argumento escogido era una adaptación de los hechos acaecidos en una tira cuando el gitano Juaniyo secuestró a Upa. Para rescatarlo, Patoruzú primero venció a un oso y luego derrota a golpes al gitano. "Upa en Apuros", un verdadero clásico de la animación argentina, sufrió una ajetreada producción debido a la alta calidad de su realización gráfica y la utilización del color, siendo el primer dibujo animado local en Technicolor. Esta faraónica empresa trajo aparejados altísimos costos, graves perdidas económicas y un estreno pospuesto del 21 de Abril al 20 de Noviembre de 1942, en el cine Ambassador, durante el extreno de "La guerra gaucha". El brillante corto de 12 minutos de duración fue producido y dirigido por el Sindicato Dante Quinterno, con Tito Davison como director, Tulio Lovato como jefe de producción (y, a la vez, supervisor de la tarea de los dibujantes animadores), Oscar Blotta como animador principal (con Eduardo Ferro, Jaime Romeu, José Gallo, Roberto Bonetto y Luis Destuet como colaboradores en los dibujos y animación), con el pintor alemán Gustavo Goldschmidt en los decorados, y con el propio Quinterno en los "story-boards". Como partitura se utilizó el fondo musical Melle Veersma. El film sorprendió al propio Walt Disney por su calidad técnica (especialmente por poseer una animación elegante y refinada, y por el empleo del color), tanto es así que, cuando Disney vino a la Argentina, conoció a Quinterno y lo invitó a trabajar en Estados Unidos, aunque él prefirió quedarse en su país.
PUBLICIDAD PELICULA
UPA EN APUROS
Gracias a la colaboración de Dante Quinterno (nieto), ahora está disponible para bajarse la película original, en formato MPEG (click en la imagen de la izquierda). También puede verla en forma On Line en la sección videos. ¿Una imagen JPG de la película?, haga click aquí.
Vale mencionar que, por el año 1996, se produjo un corto de 4 minutos, a cargo de la productora Aguafí, llamado “El Templo” (click aquí), con la idea de producir, luego, nuevas aventuras animadas para la televisión o una película. El piloto fue realizado para estudio de los personajes y presentación en festivales internacionales. La versión en castellano tuvo las voces de Jorge Sassi (Patoruzú), Pelusa Sueyro (Upa) y Lalo Mir (Isidoro). También hubo una versión en inglés con la voz de Mark Hamill como Patoruzú. Finalmente el proyecto quedó en la nada.

PATORUZÚ EN LA TELEVISION
Los spots televisivos del canal de TV América, en el año 1992, mostraban a Patoruzú yendo de un lado a otro de la pantalla antes de guiñar un ojo cómplice al telespectador, al ser elegido mascota oficial argentina por el evento internacional que festejaba el Quinto Centenario del Descubrimiento de América.

LA PLAZA DE PATORUZÚ
En un rincón de Buenos Aires puede verse a un superdotado tirar centros para cabecearlos él mismo, provocar tornados con su soplido, detener enemigos con las boleadoras, etc. El que quiera presenciar tal espectáculo debe dirigirse al predio de la calle Cochabamba, entre Sarandí y Combate de los Pozos, en San Cristóbal (Ciudad de Buenos Aires), donde existe una plaza en homenaje al superhéroe argentino por excelencia, y al género de la historieta en general. En realidad, la plaza se llama "Francisco Canaro", pero los murales, con los personajes más clásicos de las historietas creadas por el dibujante y guionista Dante Quinterno, son una de las principales atracciones del lugar. Fueron realizados por dibujantes de la editorial Universo (empresa que edita "Patoruzú") y arquitectos de la empresa Autopistas Urbanas, supervisados por el propio Quinterno. La plaza tiene una fuente, un anfiteatro, mesas de ajedrez, areneros, y juegos para todos los chicos (incluso para los que tienen capacidades diferentes). Los niños están atentamente cuidados desde inmensos murales por el cacique patagónico Patoruzú, el rico, poderoso, generoso e ingenuo indio tehuelche, verdadero paladín de la justicia que surgió de la creatividad de Quinterno y se ganó la admiración de los innumerables lectores de sus historietas. Pero también están Isidoro Cañones (aquel play boy de la noche porteña que compartía sus andanzas con su fiel y seguidora compañera Cachorra), y por el resto de los personajes de Dante Quinterno: o sea los hermanos de Patoruzú (Upa y Patora), la nodriza (la Chacha), el coronel Urbano Cañones, el capataz Ñancul y el fiel caballo Pampero. También hay otros murales en donde están las figuras de Isidorito y Patoruzito.
PATORUZÚ

CLICK PARA AGRANDAR
NOTA:
En la "República de los Niños", en Gonnet, partido de La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina, hay un monumento a Patoruzú (click aquí).

EL LENGUAJE UTILIZADO POR PATORUZÚ (extractado de Wikipedia)
El argot de Patoruzú es uno de sus rasgos más distintivamente campesinos, y se aparta marcadamente del estándar rioplatense. No es, sin embargo, particularmente realista; toma sus términos indistintamente del norte, el oeste y el sur del país, y en algunos casos hasta del lunfardo traído a Buenos Aires por los inmigrantes. Entre los más conocidos de sus términos se encuentran:
¡Ahijuna! = Interjección que apocopa ¡Ah, hijo de una ...! sobreentendiéndose el insulto a la madre. La elisión de la /d/ y la desaparición del hiato son típicas del habla del interior de la Argentina, donde la influencia de los dialectos peninsulares ha sido más perdurable que en el habla porteña.
Amalaya = Del quechua, "quiera Dios" o "así sea". En el peculiar dialecto de Patoruzú, se usa para denotar sorpresa.
Canejo = Lunfardo, deformación eufemística de "carajo".
Chei = Del mapudungun che, "gente", el mismo origen que el lunfardo "che".
Conchabo = Arcaísmo del español americano, "acordar, especialmente en secreto". En Argentina tiene a veces el uso de concertar un trabajo. Posiblemente del latín conclavari, "encerrarse bajo llave".
Fiero = Feo. Metaplasmo que une la fealdad con la fiereza de la bestia salvaje.
Gurí / Gurisa = Del guaraní, "niño" o "joven".
¡Huija! = Interjección de origen desconocido, empleada para arrear el ganado. Patoruzú la usa como exclamación de alegría.
Jue' pucha = Apócope de hijo de pucha, mostrando la misma tendencia antihiática ya mencionada.
Mandinga = Uno de los pocos vocablos de origen africano constatado en el lunfardo, los malé o mandinga eran una tribu sudanesa apreciada por los tratantes de esclavos por su fiereza y fuerza física. Con mezclados admiración y desprecio, el lunfardo usa su nombre para mentar al diablo.
Patacones = Arcaísmo por dinero; era el nombre de la moneda de plata de una onza en la época colonial.
Po = Apócope de pues, usado como muletilla, una práctica frecuente en el español patagónico y chileno.
Sotreta = "Bribón" o "rufián", por extensión de su sentido original de caballo inútil o de mala intención.
Tata = "Padre", del quechua.
ENOJADO
RISA

Las revistas de Patoruzú
Luego de que, en 1936, apareció una página a color en la revista Mundo Argentino, (y, además, de que las tiras se publicaran en diarios del interior), el Sindicato de Dante Quinterno puso en la calle su primera publicación con el popular personaje del cacique Patoruzú. El 12 de Noviembre de 1936 apareció el primer número del mensuario Patoruzú (click en la imagen de la derecha para agrandar), el cual fue un suceso de repercusión masiva. Utilizando el formato apaisado que diera fama a "Monos de Taborda", este primer número, que se agotó en el día (eran cien mil ejemplares), recopiló, en 24 páginas, la primera aventura completa de Patoruzú aparecida en el diario El Mundo (aquella que conoce a Isidoro en un circo) y parte de otra de sus andanzas seriadas en la prensa.
LA NUMERO 1
PATORUZÚ
Completó el material del primer número avisos publicitarios humorísticos dibujados por Quinterno y las secciones "Parches Porosos", "Cómo aprendí a dibujar", "El Nene" y "Patoruzadas". A partir del segundo número se produjeron nuevos capítulos con el nombre de "Nuevas aventuras" (que luego serían recopilados en la revista "Andanzas"). El volumen de trabajo superó a Quinterno, y un equipo de artistas bajo su dirección se encargó del dibujo y coloreado de las historietas. Además, el humor gráfico cedió un 50% del espacio al humor escrito y aparecieron varias series de notas, artículos y relatos escritos en tono irónico, tomando en solfa al gobierno, a los políticos, a la farándula y demás exponentes de la hipocresía social reinante. El 4 de Mayo de 1937 (con el Nº 7), la revista se volvió quincenal, y, más tarde, en 1938 (desde el nº 29), semanal. Con el correr de los años, el semanario cambió su tamaño hacia uno más cercano al tabloide y publicó, además de sus clásicas notas de actualidad, historietas completas de Patoruzú, Isidoro y Don Fierro. En las décadas del '40 y del '50 se llegaron a vender 300.000 ejemplares de la revista por semana.
En Octubre de 1956 apareció "Las Grandes Andanzas del Indio Patoruzú" (a la derecha vemos la portada de la nº 8, "El misterio del ojo de vidrio", aunque puede ver varias más visitando la galería de imágenes), que recopiló, en forma de álbum, las tiras aparecidas en el diario El Mundo y ya reproducidas en la revista "Patoruzú". Tiempo después, el nuevo mensuario se tornó quincenal y publicó historias originales. También comenzaron a aparecer seriadas nuevas aventuras de Patoruzú (con un cambio gráfico importante en Upa, tanto en su perfil físico como intelectual), en algunos casos dibujadas y guionadas por el propio Quinterno, quien también desarrolló historias unitarias de Isidoro. Las historias inéditas comenzaron a publicarse a partir del Nº 55 (del año 1961). En la década del '60 el semanario pasó a tener formato vertical, o sea el convencional de la mayoría de las revistas de ese momento.
CLICK PARA AGRANDAR
CLICK PARA AGRANDAR
La revista cambió su título por las "Grandes Andanzas de Patoruzú e Isidoro", para luego volver a su periodicidad y nombre originales. A comienzos de 1976 se empezó a republicar el material ya aparecido, hasta que finalmente, el 30 de abril de 1977 apareció el nº 2045, último de la revista "Patoruzú". Finalmente, la revista abrevió su nombre a "Andanzas de Patoruzú", material que reeditó la Editorial Universo bajo el título "Selección de las Mejores Andanzas de Patoruzú", retocando algún dibujo y reemplazando aquellas frases o palabras que entraron en desuso, por sus actuales equivalencias. Vale hacer notar que, en la revista "Patoruzú Semanal", se destacaba la publicación de ciertos cuadros humorísticos, denominados "Patoruzadas", como, por ejemplo, el que puede observar haciendo click aquí.
El humor gráfico y las historietas de la revista "Patoruzú" (aparte de las del personaje principal) estaban a cargo de grandes firmas: El propio Quinterno (con "El fantasma Benito", luego continuado por Ferro), Raúl Roux, José Luis Salinas (con "Hernán el Corsario"), Eduardo Ferro (chistes sueltos y, más tarde, varias secciones de humor, y varios personajes, como ser "Tara Service", "Pandora", "Bólido", "Cara de angel", etc.), Rodolfo Claro (quien crearía la tira "Ellos", luego continuada por Salinas), y León Poch, a los que se agregarían con el tiempo Abel Laniro, Fernando Cao ("Pepe el Pistolero"), Adolfo Mazzone ("Mi sobrino Capicúa"), Oscar Blotta ("El Gnomo Pimentón", "Carne y Uña" y "El Caballito Pony"), Toño Gallo, Roberto Battaglia ("Orsolino Director", "María Luz" y chistes varios), Divito ("Oscar dientes de leche" y "El enemigo del hombre"), Sagrera ("Babilonio"), Del Castillo, Crosa, Meliante, Guratti, Andrino, Tulio Lovato, Mirco Repetto y Pedro Seguí entre otros.
EL GNOMO PIMENTON
UPA
Cabe hacer notar que las diversas revistas de Patoruzú traía amenas notas de humor, por momentos desopilantes. Entre sus redactores figuraban Dante de Palos (seudónimo de Mariano de la Torre Carlés), Carlos Raffo, Guarín (seudónimo de Eduardo Almira), Billy Kerosene (seudónimo de Luis Reilly), Ipipurra, Montaldo, Chamico (seudónimo de Conrado Nalé Roxlo), Félix Frascara, Jean Josse, Ada Lind (seudónimo de Laura Quinterno) y Dick Hero (seudónimo de Raimundo Calcagno). Más adelante llegarían Luis de la Plaza (seudónimo de Luis Parks) con su personaje "El gordo Villanueva", Mariano Juliá (principalmente con su personaje "Jovito Barrera"), Tom Gin (seudónimo de Cárdenas Behety), Wolsky, Abel Santa Cruz (principalmente con su serie "Jacinta Pichimahuida"), Cuki Rey, Gius, Edelmar (seudónimo de Foresto), A. Mhor, Eduardo Mitchell, María Del Grosso, González Tuñón, Aranda (con su personaje Orencio), y varios más.
En cuanto al "Libro de Oro de Patoruzú", el primer número (click en la imagen de la derecha para agrandar) apareció el 15 de diciembre de 1937 (puede ver más portadas haciendo click aquí). Estas ediciones, de muchas páginas, aparecían siempre a fin de año y eran esperadas por el público como un rito navideño. Allí colaboraban los mejores historietistas del país. La tapa de ese número especial, que era lo último que se entregaba al taller, era creación esclusiva de Quinterno (aunque a veces convocaba a su mejor equipo de dibujantes para realizarla). El Libro de Oro ofrecía gran cantidad de páginas con humor y notas diversas, y presentaba episodios de Patoruzú, Isidoro y Don Fierro. El último número del "Libro de Oro de Patoruzú" apareció en diciembre de 1984 (click aquí).
LIBRO DE ORO


Votar por Patoruzú


TIRAS COMICAS

Portadas de revistas
PATORUZU Y PAMPERO
Galería de imágenes
VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL
DE DANTE QUINTERNO

TODO SOBRE ISIDORO

TODO SOBRE PATORUZITO
LA CHACHA
PULSE EN LA FLECHA PARA REGRESAR AL MENU PRINCIPAL